Masaje erótico  pREPARACIÓN PARA UNA EXPERIENCIA ERÓTICA, UNA COMIDA SEXyInformaciones, detalles y Ofertas de ADSL Velocidad a precios baratos.

El erotismo puede manifestarse de muchas maneras

El erotismo puede manifestarse de muchas maneras en nuestras vidas. La forma en que caminamos y nos vestimos, los colores que preferimos y cómo decoramos nuestra casa son factores que pueden elevar nuestra experiencia de la sensualidad y del erotismo; por lo tanto, presta atención a todos los detalles mientras os preparáis para una noche de masaje erótico. Puedes empezar estimulando a tu compañero en la mesa. La comida y el sexo son fundamentales para la supervivencia, y la relación entre ellos está bien documentada. Prepara la comida para hacerla visualmente atrayente, aromáticamente excitante y sensualmente grata a las papilas gustativas. Pon la mesa con la cubertería y la vajilla más elegantes que tengas, una vela encendida y un jarrón de orquídeas, rosas o delicadas flores naturales.

Elige alimentos sabrosos y jugosos

Elige alimentos sabrosos y jugosos, pero que resulten ligeros y energéticos. Presta especial atención a la selección de combinaciones complementarias de colores, piscolabis con sabores sazonados, no insípidos. Se dice que determinados alimentos -como las ostras, las trufas y el chocolate- tienen cualidades románticas y afrodisíacas, así como que algunas especias tienen connotaciones sexuales.

¡En la India, el ajo y la cebolla están prohibidos en algunas comunidades monásticas estrictas porque se dice que incrementan la libido! Tradicionalmente, muchas frutas han estado asociadas con la sexualidad, en algunos casos porque su forma, color o textura se asemejan a los órganos genitales masculino o femenino. En la mitología griega, determinadas frutas representaban la semilla de la vida, al simbolizar la virilidad y la fertilidad. Frutas como las granadas, los higos o las uvas se utilizaban en los ritos sagrados de los templos para representar el poder de la creación y la regeneración realizada en la unión sexual del hombre y la mujer.

Prepara a tu pareja un cóctel de frutas exóticas, eligiéndolas por su atractivo sensual: el mango, por ejemplo, evoca irresistiblemente imágenes eróticas con ese fuerte color rojo, zumos que manan y esa textura de carne voluptuosa. Pela y corta las frutas en trozos pequeños. Espera hasta que tenga apetito, de manera que se incrementen sus sentidos del olfato y el gusto. Pídele que cierre los ojos para que no vea lo que le introduces en la boca, así como para concentrar toda su atención en la fragancia y el sabor de las frutas.

Déjale que huela la fruta antes de coger los deliciosos bocados uno a uno. Debería dedicar tiempo a diferenciar los gustos individuales, permitiendo que su dulzura se disuelva en la boca. Puede lamer los sabores de tus dedos mientras besas los jugos que caen de sus labios.. 

Denominación de la RAE de Erotismo

.-.-.

Imprimir