Materiales Para la Construcción 

    Informaciones, detalles y Ofertas de ADSL Velocidad a precios baratos.

 

 

 

Las Argamasas

La unión de los materiales de construcción se realiza con la ayuda de productos maleables que, al secarse, se endurecen y dan solidez a la obra. Estos productos se preparan con productos hidráulicos, que son el cemento y la cal: en los hormigones, el cemento permite "unir" la arena y la grava, y los morteros se fabrican con arena y con cemento o cal. El yeso ocupa un lugar aparte en la medida que, contrariamente a la cal o al cemento, se puede emplear sin otro material. Esta particularidad hace del yeso una argamasa (utilizado para unir los ladrillos) por sí solo, aunque sea de naturaleza diferente.

La Cal 

La cal se presenta en polvo que, diluido con el agua, forma una pasta flexible y untuosa que se endurece al secarse. Esta masa se produce a partir de caliza y de arcilla (sólo el 10% de arcilla) cocidas a altas temperaturas. La cal es un componente de la argamasa cuyo empleo hace muchos siglos que se conoce. Antes, la cal se utilizaba solamente como argamasa adicional para proporcionar solidez a un muro de piedra, por ejemplo. 

Durante mucho tiempo, el arte de la construcción se ha basado en la selección de las piedras, de la forma de éstas y del tipo de unión utilizada, o mejor dicho, la manera de encajarlas perfectamente. Es el caso de las paredes de piedras - secas, a veces apenas ajustadas: según el dicho popular se puede juzgar el éxito de la construcción por el cantar del viento entre las piedras.

La función de las argamasas era entonces secundaria: un poco de arcilla para bloquear las piedras. Pero se ha de reconocer que con esas técnicas no podían permitirse el lujo de realizar las grandes obras de la época moderna. Comparada al cemento, la cal es un componente de la argamasa que presenta menos resistencia. En consecuencia, se reservará ésta para sujetar construcciones más pesadas.

Los morteros preparados solamente con cal, llamados "morteros de cal", son más fáciles de usar: más flexibles, se endurecen con más lentitud, pero una vez secos, no son impermeables. Para obtener un mortero fácil de trabajar, pero con una buena resistencia, hay que mezclar cal y cemento en proporciones variables según sea su destinación. 

Ni mortero de cemento ni de cal, pero un poco de los dos y obtendremos como resultado el llamado "mortero bastardo". La cal normalmente puede adquirirse en sacos de 50 Kg, si bien para pequeños trabajos puede hallarse en bolsas de menor peso, lo cual evitará un gasto mayor y que se despilfarre. 

Cada saco contiene las indicaciones pertinentes según la normalización vigente al respecto. Esta información indica también cuál es la calidad del producto según las normas establecidas sobre el mismo. De esta manera podrá tener la certeza que el producto que compra está regido por unas normas dictadas por un grupo de expertos sobre el tema.  

El Cemento 

Se deberá hablar de cementos (en plural) ya que existen dos categorías: el natural y el artificial. El primer grupo comprende un cierto número de productos que se diferencian por su composición y resistencia.

 El cemento es un componente de la argamasa que mezclado con agua (con arena, a veces con cal para el mortero; o con arena y grava para el hormigón) forma una masa plástica y untuosa que se endurece rápidamente al secarse. Da una buena cohesión a las construcciones, es impermeable y permite obtener una gran resistencia mecánica y química, superior a la de la cal. 

Es un material perfectamente adaptado a las tensiones impuestas por los edificios modernos. El más conocido de los cementos es el Portland artificial, cuyo nombre proviene de la isla de Portland, de donde se extrae la roca caliza necesaria para su composición. El cemento es una mezcla de caliza, arcilla, hierro y magnesio (estos dos últimos en pequeñas cantidades).

La diferencia entre el cemento artificial y el natural radica en la composición; en el primer caso la roca dominante es la caliza; en el segundo caso, es una mezcla con proporciones fijas, pero la proporción de caliza es la más importante.

Las fábricas de cemento, normalmente, están instaladas en las proximidades de las canteras, para que los costes de transporte no agraven el precio de fabricación de este producto universalmente conocido. Será inútil tratar aquí sobre los de talles de la fabricación del cemento, pero diremos que las rocas se trituran y se muelen en seco o con un método llamado "húmedo".

De aquí se obtiene un polvo cuyos granos no sobrepasan el milímetro de espesor. Esta mezcla tiene que cocerse a una temperatura aproximada de 1.450° C: el producto obtenido, o clinker, se enfría y se reduce a polvo en un torno para formar el cemento. Este es, muy resumido, el método de fabricación del cemento Portland artificial. Según los mismos principios, pero añadiéndole otros productos como cal, puzolana, etc, se obtienen los cementos derivados como el cemento de lechada, puzolana, de cenizas, etc. 

Estos diferentes materiales, perfectamente regidos por una normalización rigurosa y estricta, ofrecen calidades y niveles de resistencia diferentes, los cuales se encuentran indicados en los sacos. La siguiente tabla nos lo resume.

tabla de Normalizacción 

Clasificacción Designacción Resistencia
CPA cemento Portland **
CPAL cemento Portland artificial de lechada 250 a 500 bars: de lechada para fabricacción del hormigon
CPAC cemento Portland artificial de cenizas **
CPALC cemento Portland artificial de lechada y cenizas **
CLC cemento de lechada con Clinker 150 a 300 bars
CC cemento de Cal 100 a 250 bars
CT cemento de Construcción 100 a 250 bars
CN cemento natural 160 bars
 

 

Cómo almacenar los sacos de de CAL y CEMENTO 

Los componentes hidráulicos de las argamasas son muy sensibles a la humedad. Si los almacena un tiempo, hasta el momento de utilizarlas, no las coloque contra una pared o sobre el suelo. Póngalas sobre una tabla. 

Totalmente Refractario 

Si construye una barbacoa o una chimenea deberá utilizar ladrillos y cemento refractario para el hogar. De hecho, la utilización de cemento refractario en asociación con ladrillos de este tipo es indispensable para garantizar la durabilidad de la construcción. 

EL YESO 

El yeso es una argamasa por sí mismo, ya que permite unir los materiales de construcción, como los ladrilloso los bloques de yeso. El yeso se reserva esencialmente para los trabajos de interiores. Contrariamente a la cal o al cemento, el yeso se puede emplear solo o mezclado con otros materiales de revestimiento o productos de empotramiento. 

Es un sulfato de cal hidratado, compacto o terroso y que puede presentarse de diferentes maneras según sea su utilización o destino. Encontramos, por ejemplo, el yeso de construcción, para los trabajos de unión, de empotramiento o de revestimiento; el yeso para las capas interiores; el yeso para modelar, para los pequeños trabajos de modelaje o revestimiento.

El yeso ha comenzado a usarse como material de construcción al cabo de mucho tiempo: los ladrillos, las planchas son particularmente apreciadas para realizar tabiques rápidamente. 

Los Condicionamientos del YESO 

El yeso de construcción se presenta en sacos de 40 ó 50 Kg y el yeso de modelar en cantidades más pequeñas (5 ó 10 Kg). Como el cemento y la cal, el yeso es muy sensible a la humedad del agua y a la del aire. Si el yeso se humedece se convierte en yeso "muerto", que es irrecuperable. 

Los Clonglomerados 

"Conglomerados" o "granulados" son los materiales que se aglomeran por el cemento o/y la cal, que formarán los morteros y el hormigón: arena, grava, piedras y guijarros. 

PAREDES PREPARADAS Las planchas de yeso no son propiamente un material de construcción, en la medida que constituyen una pared de cualquier clase, sobre un soporte, y sin una preparación particular si no hay un tratamiento específico de las paredes húmedas. Son, desde este punto de vista, recomendables para el amateur, ya que le evitará fastidiosos trabajos de renovación. 

Es aconsejable procurarse los conglomerados en empresas especializadas. Este material debe estar calibrado con precisión: su granulometría se mide antes de comercializarse, lo que permite clasificarlos y reservarlos para las diferentes utilizaciones.

Por otra parte, los conglomerados deben ser resistentes al hielo y a la abrasión, impermeables y, preferentemente para las gravillas y obligatoriamente para la arena, extraídos de ríos. Por ello es preferible dirigirse a las tiendas especializadas en materiales de construcción. 

LA ARENA 

Entra también en la composición del mortero y del hormigón. En los dos casos se recomienda servirse de arena de un río limpio. De hecho, todo La arena es un conglomerado que forma parte de la composición del mortero (aquí, con cal, para realizar un mortero bastardo) cuerpo extraño, inclusive la sal, si se emplea arena de mar, corrompe la calidad del mortero y del hormigón. Por esta razón, es indispensable limpiar bien la arena antes de utilizarla. 

Para darse cuenta de su estado de limpieza, frotarla con las manos: si deja marcas hay que lavarla: es una de las condiciones esenciales para obtener enseguida un hormigón o un mortero homogéneo y sólido. Examinar también la humedad de la arena.

Según el grado de humedad, se deberán modificar las proporciones. Tomar precauciones y colocarla sobre un plástico o una plancha de chapa. A pesar de todas estas precauciones, la arena se humedece con el simple contacto con el aire, por lo que su volumen aumenta. 

Este fenómeno se llama "esponjamiento". Si el aumento de volumen de la arena es de un 20% aproximadamente, se tendrá que determinar con más exactitud para corregir, en consecuencia, el volumen del producto que entra en la fabricación del mortero o del hormigón. 

Como la arena ocupa el mismo volumen en el agua y en el aire, es simple deducir el porcentaje de su esponjamiento. Para ello, llenar de agua un recipiente de un volumen dado y conocido (5 ó 10 litros). Colocar la arena que debe ocupar el volumen total del recipiente. 

Quizá serán necesarios 6 ó 7 litros de arena para llenar un recipiente de 5 litros: la diferencia corresponde al aumento de volumen. Deducir los porcentajes y tener en cuenta el agua en el momento de la fabricación del hormigón o del mortero.  

LA GRAVA 

El hormigón debe su resistencia a la composición granulada ligada por una pasta formada de cemento y agua. Además de la arena, lo componen rocas en forma de grava y de guijarros.

La grava da consistencia y resistencia al hormigón. Compacidad y solidez varían según la granulosidad de la grava, que podemos clasificar en tres categorías: grande, mediana y pequeña. Para los hormigones corrientes es suficiente con la grande. La grava utilizada se debe lavar, para quitarle toda la arcilla. Este tipo de impureza perjudica la homogeneidad del hormigón.

La particularidad del hormigón que realiza el amateur es que presenta una granulosidad "discontinua": este término indica que el hormigón está compuesto por conglomerados muy finos (arena) y otros más grandes (grava). Esta variación importante entre los diferentes conglomerados no se encuentra en los hormigones fabricados industrialmente, ya que presentan una granulosidad continua, dando como resultado un hormigón más resistente; sin embargo, el hormigón de granulometría discontinua es muy satisfactorio. 

Los Sacos de Cemento LLevan Escrito 

Los sacos de cemento llevan una serie de indicaciones. Las letras reseñan los constituyentes del producto (ver tabla de la página anterior), mientras que los números indican la resistencia del material expresada en bars/cm2. 

Todos los sacos de cemento deben llevar unas indicaciones conformes a las normas obligatorias que rigen este producto (aunque no todos los materiales de construcción están normalizados). Para su seguridad, compruebe que los productos que compre siguen las reglas de normalización establecidas. 

Edificar significa elevar una construcción 

Edificar significa elevar una construcción. El término engloba la realización del revestimiento con el mortero o con yeso (o dejar aquellos materiales que queramos sin recubrir), el alicatado con baldosas y la preparación de los materiales. La obra de albañilería puede realizarse con piedras, ladrillos, perpiaños, planchas de yeso; son materiales que sirven para elevar la altura de la obra y cuya elección dependerá del emplazamiento de la construcción (interior o exterior), del entorno, de la resistencia necesaria y de un cierto número de criterios. 

El arte de construir consiste en mantener los materiales de construcción unidos por medio del empleo de las llamadas "argamasas". Por definición estos productos de base tienen como función dar la cohesión necesaria al conjunto de la construcción.

La Normalización 

Las normas obligatorias se aplican generalmente a los materiales considerados de tipo tradicional. Por el contrario, las normas con carácter experimental se establecen sobre productos nuevos. Las normas obligatorias Tratan de aparatos o máquinas que pueden entrañar algún peligro, y con las que se tiene que adoptar ciertas medidas de seguridad o en lo que respecta a la calidad de los productos.

Los documentos técnicos son textos redactados por una comisión de especialistas en albañilería y asuntos relacionados con el sector de la construcción.

Las normas experimentales son aquéllas que se establecen para su aplicación provisional en campos técnicos donde el grado de innovación es muy elevado o existe una gran necesidad de orientación, en relación al tema que abarca la norma. Ésta ayudará a la formulación de la norma definitiva.

Denominación de la RAE de Material

.-.-.

Imprimir